lunes, 16 de noviembre de 2015

Cresta Roja: “Buscamos compromiso y una oportunidad de trabajo”

Mauricio Herrera, trabajador de la empresa Cresta Roja del grupo Rasic, nos explicó las razones de un conflicto que lleva más de un año, con miles de operarios que reclaman sueldos adeudados y una planta intervenida en varias ocasiones. Según indicó, el Gobierno Nacional debería a la firma más de 240 millones de pesos.

“Lo que pasó es que cerraron las exportaciones. El Gobierno cambiaba a Venezuela los pollos por crudo. A la empresa le tenía que dar unos bonos, que nunca les los dio. Otro problema es el de los Precios Cuidados, el Gobierno le ponía un techo al producto y no podías vender más de eso, pero a la vez tenía que dar un bono que nunca dio. Si tenés un costo y estás vendiendo más abajo, no podés bancar la empresa bajo ningún punto de vista. Y mucho menos si no te dan las compensaciones correspondientes. El Gobierno hoy le debe a la empresa 247 millones de pesos. Ese es el punto principal por el cual llegamos a esta situación”, explicó el operario.


Consultado por una medida de salvataje anunciada por el gobierno provincial, Herrera rechazó el término: “Es todo ficticio. Sí estuvo Daniel Gurzi, el interventor; traía para aportar del Gobierno 200 millones de pesos. Ese dinero nunca llegó. Sí llegaron 80 millones, que fueron repartidos en monedas”. “Lo más triste de todo esto es que esos 80 millones podrían haber ayudado, pero la intervención se hizo cargo absoluto de todo. Se fueron muriendo los animales. Si le hubiera dejado al dueño participar del mecanismo de la elaboración del pollo (no en la parte económica), quizás hubiera sido otro el panorama”, amplió.

El conflicto afecta según el entrevistado cerca de 4200 personas (“si lo multiplicás por una familia tipo estás  hablando de 15.000 personas”), y pasó entre otras etapas por una militarización de la planta de la mano del ministro de Seguridad Alejandro Granados. “Hoy Scioli es gobernador, él se tendría que hacer cargo. Estuvimos medianamente tranquilos cuando vino el interventor, pero al perder Aníbal Fernández, nos quedamos sin interventor. Estamos buscando un compromiso y una oportunidad de trabajo”, concluyó Herrera.

1 comentario:

COMUNICACION ALTENATIVA dijo...

Este es el ejemplo mas notable de corrupción sindical.
El huevo o la gallina.
Como los obreros salen en RELAMO en beneficio de la patronal.
No solo los empleadores vaciaron a la empresa , si no que los RESPONSABLES de reclamar y ALERTAR a el Estado DE SUS OBLIGACIONES son los obreros.
240 millones es mucha guita.
No solamente las gallinas que no comen tienen la culpa , si no que por los precios cuidados , las empresas quiebran.